es
  • Ser tutor
  • Buscar tutor

En algunas lenguas, estos dos verbos se resumen en un único verbo. Por ejemplo, en inglés, el verbo BE cumple la función semántica de dichos verbos. Pero, no es el caso del español.

Justamente, en español, los verbos “ser” y “estar” se utilizan de forma diferente. Para quienes están aprendiendo español, esta diferencia no siempre está clara.

A continuación, explicaremos las diferencias semánticas y morfosintácticas del verbo ser o estar, para comprender sus diferencias.

Verbo ser en español

El verbo “ser” se utiliza para referir o describir aspectos permanentes o esenciales de un sujeto u objeto.

Utilizamos este verbo en muchísimos contextos y situaciones. Por ejemplo, lo utilizamos para identificarnos cuando nos presentamos a otra persona: “yo soy Carlos y ella es Paula”. También lo empleamos al describir cualidades o características de alguien o algo: “Marta es alta”; “esa película es muy larga”.

Otro momento en el que empleamos “ser” es cuando nos referimos a ocupaciones u orígenes. Por ejemplo: “él es cirujano”; “el café que compré es colombiano”. Cuando queremos indicar posesión o parentesco: “ese es mi lápiz”; “nosotros somos hermanos”.

Otro uso que le damos al verbo ser en español es para indicar el tiempo. Por ejemplo, si alguien nos pregunta la hora respondemos “son las 3 de la tarde”. Al referirnos al día también utilizamos ser: “hoy es sábado”. Sin embargo, para los utilizamos estar: “estamos a mediados de noviembre”.

Verbo estar en español

El verbo “estar” tiene como principal característica hacer referencia a situaciones o estados pasajeros o temporales de un sujeto u objeto.

Por ejemplo, si decimos “Julia está en Madrid” nos referimos a que, en este momento, Julia se encuentra en esa ciudad. Otro ejemplo: “el niño está molesto”. En este caso, utilizamos “estar” no para describir a una locación sino para referirnos a un estado anímico pasajero.

Al describir, por ejemplo, el clima podemos ver la diferencia estar vs ser. Si decimos “el día está caluroso” nos referimos a que ese día en particular hay una temperatura alta. En cambio, si decimos “Santo Domingo es una ciudad calurosa” estamos indicando que generalmente la temperatura en esa ciudad es alta.

En definitiva, la característica principal del verbo “estar” es que implica temporalidad y, por tanto, posibilidades de cambio.

Excepciones y curiosidades

El español es un idioma complejo y su gramática está llena de particularidades. En el caso de los verbos “ser” y “estar”, usar un verbo u otro puede cambiar completamente el sentido de una oración. Por ejemplo, no es lo mismo decir “Juan es muy aburrido” que decir “Juan está muy aburrido”. La primera oración implica que Juan es una persona esencialmente aburrida o poco interesante. La segunda describe que, en un momento puntual, Juan se encuentra aburrido.

También ocurre el caso contrario y, en ocasiones, estos verbos se pueden usar de manera casi indistinta. Por ejemplo, podemos decir “yo soy feliz cuando te veo” o “yo estoy feliz cuando te veo”. Si bien el sentido es un tanto diferente, el mensaje es muy similar.

En definitiva, será una combinación del uso, la costumbre, el contexto y la lógica la que ayudará a los hablantes neófitos de español a entender cuándo se debe utilizar ser y cuándo estar.

Conclusión

Uno de los errores más frecuentes que suelen cometer los estudiantes de español en los primeros niveles es confundir cuándo se debe usar el verbo “ser” o “estar”. Es común que un estudiante de nivel básico pueda decir frases como “yo soy bien” o “nosotros somos confundidos”, por ejemplo. Pero, ¿por qué ocurre esto?

Es muy probable que la lengua materna de quienes cometen este tipo de errores no establezca diferencia entre ser y estar. Los hispanohablantes tenemos internalizado utilizar “ser” cuando nos referimos a alguna característica permanente y “estar” cuando nos referimos a una condición o estado temporal. Sin embargo, en otros idiomas se utiliza el mismo verbo para ambos casos.

Veamos un ejemplo: la frase “estoy cocinando una deliciosa cena, soy un excelente cocinero”. Utilizamos “estar” para referirnos a la actividad puntual de cocinar en un momento concreto y “ser” para destacar una cualidad permanente del sujeto. Esa misma frase en un idioma como el inglés utilizaría el mismo verbo para ambas cosas: “I am cooking a delicious meal, I am an excellent chef”.

Español

Aprende inglés con Plan personalizado y ejercicios impulsados por
learning path Empezar gratis
learning path