es
  • Ser tutor
  • Buscar tutor

Una frase como “okie-dokie” puede sonar totalmente sin sentido para alguien que no esté familiarizado con el inglés. Pero en un idioma lleno de formas de llamar a algo bueno o aceptable, OK y sus descendientes son extremadamente prominentes e influyentes. Exploremos el origen, el significado y el contexto de esta palabra en concreto.

Un vástago de OK

Okie-dokie es una variante de OK, que tiene una historia fascinante. La abreviatura nació de las sociedades intelectuales y literarias de principios del siglo XIX en el noreste de Estados Unidos, que intencionadamente escribieron mal “all correct” como “Oll Korrect”. A partir de ahí, OK se convirtió en una forma rápida, fácil y generalizada de señalar algo.

La definición de “okie-dokie” no difiere de su frase madre, sólo es un poco más infantil, una canción. Su uso popular se remonta a veces a la película The Little Rascals, en la que se escribe “oki-doki”. Otras grafías aceptadas son “okey-dokey” y (menos común) “oukiedokie”.

Uso cotidiano

Dado que OK y todas sus variantes aparecen con tanta frecuencia en muchas formas de interacción y conversación, “okie-dokie” es ampliamente aplicable. Se puede utilizar como respuesta afirmativa a prácticamente cualquier tipo de pregunta, aunque ésta, al ser más informal, se utiliza mejor en contextos informales.

Ejemplo:

“We’ll talk soon, okay?” “Okie-dokie.”
“Hablaremos pronto, ¿vale?” “Okie-dokie”.

También se puede utilizar de forma sarcástica, como muchas respuestas de este tipo. Dicho esto, la forma de OK que últimamente ha adquirido una cualidad sarcástica más notable es “m’kay” o “mmmm-kay”, ya que la mmm sugiere incredulidad o incertidumbre. Así que, si quieres ser sarcástico, puedes optar por una de estas formas.

InglésAprendizaje de idiomas

Aprende inglés con Plan personalizado y ejercicios impulsados por
learning path Empezar gratis
learning path