es
  • Ser tutor
  • Buscar tutor

Hay dos cosas que a todo el mundo puede a ayudar a aprender inglés de forma divertida: usar tu idioma objetivo para hacer cosas que ya haces en tu vida diaria y divertirte con ello a través de actividades inusitadas.

Cómo aprender inglés como segundo idioma divirtiéndote también

1. Escuchar música

Esta es quizás la manera fácil de aprender inglés; es el método que, sin engañar a nadie, es el que todo el mundo practica.Sin margen de duda, escuchar música puede ser una excelente manera de familiarizarte con el inglés, ¡y lo mejor es que puedes escuchar todo tipo de canciones! Puedes encontrar lo que te gusta, desde pop suave hasta post-punk experimental, así que puedes escuchar tu género preferido.

Si quieres llevarlo un paso más allá, prueba a cantar estas canciones. Y para los valientes de corazón, reúne a algunos amigos y prueba suerte en un bar de karaoke. Seguro que te divertirás, incluso si tu acento no es perfecto. O prueba suerte llenando los espacios en blanco de tus canciones favoritas en Lyrics Training.

2. Ver películas y/o programas de televisión

Es muy posible que ya veas películas y programas de televisión en inglés, ya que las plataformas internacionales de streaming las han hecho muy populares. Puedes ir un paso más allá e intentar ver tu programa favorito sin subtítulos. Si eso te intimida, considera la posibilidad de utilizar subtítulos en inglés. De esta manera, no solo aprenderás inglés divirtiéndote, sino que también te resultará más fácil aprender jerga y modismos, una parte fundamental de la comunicación en cualquier idioma.

3. Practicar la lectura en inglés

Los ejercicios de comprensión lectora pueden resultar tediosos en ocasiones. ¿Qué tal si ejercitas tus habilidades de lectura con un toque único? Puedes hacerlo más ameno leyendo todo en tu lengua meta. Puedes leer las noticias, navegar por Reddit, leer un blog sobre tu pasatiempo favorito... ya te haces una idea. Leer sobre algo que ya te interesa en tu lengua meta puede hacer que aprender inglés sea más divertido.

4. Configurar tus dispositivos electrónicos en inglés

Configurar tu teléfono móvil o tu ordenador portátil en inglés significa que tendrás que interactuar con tu lengua meta, bueno, todo el día. Empieza por saber dónde encontrar tus listas de contactos para navegar fácilmente por el menú de ajustes de tu portátil.

5. Diarios/blogs en inglés

Bueno, aparte de escuchar música y leer textos, siempre puedes poner tu —proverbial o no— bolígrafo sobre el papel. Escribir en inglés no tiene por qué consistir siempre en ensayos y ejercicios. Puedes encontrar algo que te inspire y escribir sobre ello, ya sea un blog de jardinería o una breve historia de terror para demostrar que el inglés es divertido. Por supuesto, si no estás preparado para mostrar al mundo tus creaciones, puedes abrir un blog privado y practicar tus habilidades de escritura.

Si no eres un fan de la escritura digital, siempre puedes seguir con el método probado del bullet journaling. Llevar un diario en el que puedas escribir sobre los acontecimientos de tu vida, así como tus pensamientos y planes, puede ser una forma muy agradable de practicar tu inglés diario.

6. Practicar tus pasatiempos

Puesto que el inglés es una lengua internacional, es casi seguro que encontrarás información sobre una afición concreta, por muy nicho que sea. ¿Y si te animas a echarle un ojo a las redes sociales? Curiosea algunos vídeos de YouTube, un blog, un stream de Twitch o un hilo en las redes sociales. Sin duda, es una forma más fácil de aprender inglés. Ni siquiera te darás cuenta de que estás leyendo o escuchando en inglés.

Si también quieres evitar el "doom scrolling", puedes empezar a ver una serie de reels o shorts de YouTube: es una forma sorprendentemente buena y divertida de aprender inglés mientras pasas el tiempo.

7. Conversar con nativos y/o un compañero de conversación

Un movimiento atrevido pero divertido es intentar hablar con otra persona que esté aprendiendo o sepa inglés. Existen numerosas aplicaciones y sitios web que te ayudarán a conectar con nativos o compañeros de aprendizaje, como HelloTalk, que te permite mantener conversaciones por vídeo o simplemente chatear con otras personas. De esta forma, también puedes ganar confianza al hablar en inglés.

Por supuesto —porque aprender también es divertido—, puedes conectarte a LiveXP y beneficiarte de clases individuales con diversos tutores que centrarán su atención en ti. No sólo eso, sino que puedes aprender de varios tutores simultáneamente con una sola suscripción.

8. Aprender argots y modismos

Los argots y modismos son dos de los aspectos más divertidos de cualquier idioma. A veces necesitas aprender algo más informal que el lenguaje que te enseñan en clase. Hay cientos de listas y vídeos disponibles en internet que mencionan frases de argot del inglés americano y británico.

La cuestión es la siguiente: nunca serán exhaustivos estos dos fenómenos. Claro, el argot cambia, no sólo de una generación a otra. En un abrir y cerrar de ojos, te encontrarás con un término nuevo. En estos tiempos, cuando Millennials y Generación Z usan muchísimo las redes sociales, se han apoderado de términos nunca antes usados. La forma en que el lenguaje fluye a través de estos dos con palabras nuevas y fascinantes.

9. Jugar juegos

Claro, una lista de formas divertidas y fáciles de aprender inglés estaría incompleta sin la parte más divertida: ¡los juegos! Por supuesto, hay una gran variedad de juegos. Juegos de idiomas, juegos de mesa, videojuegos —lo que se te ocurra. Sea cual sea el juego, sin duda disfrutarás aprendiendo inglés mientras juegas.

Juegos de idiomas

También puedes compartir la diversión jugando a juegos de mesa. Por ejemplo, al Scrabble; puedes empezar a jugar aunque no conozcas muchas palabras. Sin embargo, nunca falta esa persona que abre el diccionario con más frecuencia que otros para intentar ganar.

Juegos de mesa

También puedes compartir la diversión jugando a juegos de mesa. Por ejemplo, al Scrabble; puedes empezar a jugar aunque no conozcas muchas palabras. Sin embargo, si te mueve la competición, te encontrarás abriendo el diccionario con mucha más frecuencia de lo que pensabas.

Otros juegos beneficiosos para aprender inglés son Taboo, Dixit, Boggle y —claro, mi favorito — Once Upon a Time u otros juegos narrativos similares.

Juegos en línea

No tenemos que jugar forzadamente a aprender idiomas. Si quieres encontrar una forma realmente divertida de aprender, prueba a jugar en línea y unirte a conversaciones de grupo. Ya sea Minecraft, Call of Duty, Animal Crossing o cualquier otro que te guste, hablar con otros jugadores hace que aprender inglés sea mucho más entretenido.

Por supuesto, si lo tuyo no va por el MMORPG, también puedes jugar a cualquier videojuego. Por ejemplo, muchos diálogos y textos en juegos me ayudan mucho. Entre mis favoritos de todos los tiempos Baldur's Gate 3, Life is Strange, The Witcher 3 y otros te harán buscar cada palabra que no conozcas para poder hacer la elección de diálogo correcta.

10. Aplicaciones

Con esto cerramos. Deberías aprovechar la tecnología moderna para que el aprendizaje sea más fácil y divertido. Hay aplicaciones para aprender inglés mientras nos divertimos. Estas son:

  • LingQ: una aplicación estupenda para practicar la comprensión auditiva con audiolibros y podcasts.
  • Beelinguapp: una amplia gama de libros electrónicos y cuestionarios sobre lo que has leído.
  • FluentU: da un giro total a los medios digitales en inglés (música, vídeos, noticias, conversaciones, películas, trailers) y los vuelve lecciones.
  • Memrise: una herramienta creativa que usa ejercicios divertidos, como flashcards y juegos, para ayudarte a aprender más vocabulario en inglés.
  • LiveXP: aunque es, en esencia, un sitio de tutorías, el Entrenador de palabras te puede ayudar a aprender vocabulario con un método divertido de repeticiones.

En los últimos años también ha surgido una nueva práctica llamada “aprendizaje gamificado”, que es exactamente lo que dice: aprender jugando. Siguiendo esta práctica, algunas aplicaciones incorporan juegos en su enfoque de aprendizaje. Algunas son:

  • Duolingo es el famoso búho verde que te enseña las nociones básicas de un idioma hasta el nivel B2 CERF. Utiliza lecciones rápidas e incluye juegos divertidos, rachas, árboles de habilidades y una tabla de clasificación donde puedes competir contra otros.
  • Lingodeer: ejercicios cortos y juegos ordenados por temas para guiarte desde el nivel principiante hasta el intermedio.
  • Clozemaster: un juego de rellenar huecos con estética retro diseñado para salvar la distancia entre el nivel principiante avanzado y el casi nativo.

Un último añadido: Si eres como yo y te gusta organizar y seguir tus progresos, no busques más: Habitica. Con elementos de RPG retro de 8 bits, es una gran aplicación de productividad para seguir tu progreso en el aprendizaje del inglés. Por ejemplo, puedes establecer tareas o hábitos diarios, como “practicar gramática” o “escuchar un archivo de audio en inglés durante 15 minutos”

En general, existen varias aplicaciones estupendas que pueden motivarte para aprender inglés a la vez que te diviertes. Escoge la que más te interese y ¡dale una oportunidad!

Conclusión

En general, la mejor manera de mantenerse motivado mientras se aprende inglés es hacerlo divertido. Si lo tuyo es competir en juegos o leerte un buen cómic, tienes opciones. Y no olvides que la forma más fácil de aprender inglés es trabajar con un profesor particular que pueda adaptar la clase a tus necesidades e intereses específicos.

Inglés

Aprende inglés con Plan personalizado y ejercicios impulsados por
learning path Empezar gratis
learning path